La salud pública se ha vuelto cada vez más compleja a medida que los profesionales y los formuladores de políticas se esfuerzan por mantenerse a la vanguardia de la pandemia mundial de COVID-19. Elizabeth Salmon, graduada de la Universidade de Melbourne, está na vanguarda, facilitando a cooperação bilateral entre o Ministério da Saúde da Indonésia e agências internacionais de ajuda em seu trabalho para proteger a saúde e o bem-estar de milhões de pessoas.

Olá Elizabeth. O que o atraiu para estudar na Universidade de Melbourne?

Para ser honesta, solo miré a Melbourne. Había tanto a su favor; el liderazgo académico, los programas de apoyo, las instalaciones, un programa líder en salud global. La oportunidad de combinar una Maestría con mis estudios previos en bioestadística y epidemiología parecía obvia. Y allí estaba la ciudad misma. Me enamoré de sus jardines, parques y restaurantes mucho antes de llegar.

Você pode explicar um pouco sobre a bioestatística e sua aplicação na saúde pública?

La bioestadística es básicamente estadística aplicada en un entorno biológico como la atención sanitaria, los programas de vacunación o la enfermería. Está diseñado para ayudarnos a medir las características físicas y de comportamiento que podemos usar para sacar interpretaciones significativas y concluyentes.

La bioestadística siempre juega un papel importante en la salud pública, pero es particularmente importante en medio de una pandemia, cuando se trata de prevalencia, tasas de incidencia, tasas de reproducción. Estos datos son vitales para modelar las medidas de salud apropiadas.

Como você acha que sua experiência na Universidade de Melbourne desempenhou um papel no que você faz agora?

Casi todas las materias que estudié me ayudaron a desarrollar habilidades que ahora estoy implementando en mi trabajo, especialmente en temas de liderazgo, salud de la mujer, salud global y derechos humanos. Los principios de investigación que aprendí me han ayudado con mi trabajo analítico y sigo conectándome con mis compañeros de estudio a través de mi trabajo. Uno trabaja en un programa de VIH/SIDA en Uganda, algunos trabajan para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el otro enseña en la Universidad. La red se ha extendido mucho más allá de mi tiempo en Melbourne.

Houve algum desafio que você teve que superar no seu tempo em Melbourne?

Comprender cómo hablan los lugareños. ¡Ustedes hablan tan rápido! Como estudiante internacional, cumplí con los requisitos de estudio de inglés. Pero vivir en la comunidad no es una prueba. Es el mundo real. En mi primer semestre, podía acompañar a los profesores, pero cuando los estudiantes locales hacían preguntas, simplemente no podía entenderlos. Terminé grabando las clases para entrenarme en inglés. Después de eso mejoró. Hacer amistad con los estudiantes locales también ayudó.

O que você está fazendo agora?

Trabajo como Subdirectora Adjunto de Cooperación Multilateral en el Ministerio de Salud de la República de Indonesia. Facilito la cooperación con varias agencias de la ONU como la OMS, UNICEF y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Qual é a única coisa que a ajudou a chegar onde você está hoje que não está em seu currículo?

Pensamiento crítico. Me animaron a cuestionar todo durante mis estudios. Creo que esas experiencias aprendidas en la Universidad de Melbourne han dado forma a mi trabajo todos los días desde entonces.

Qual é a lição mais importante que a vida lhe ensinou até agora?

No pidas que te sirvan las cosas en bandeja de plata, no todas las personas tienen esa suerte. La mayoría de las veces, necesitas trabajar duro y luchar duro para conseguir lo que quieres. Todo lo que he logrado, mi beca, mis calificaciones, mi puesto actual, ha sido todo sobre el trabajo duro.

Que conselho você daria aos formandos?

Tratar a todos con respeto. Todo el mundo tiene algo que ofrecer. Si escuchas con respeto, puedes usarlo como una oportunidad de aprendizaje.

O que você excita sobre o seu futuro?

Me encantaría profundizar más en los problemas de salud global, y la oportunidad de hacerlo a través de un doctorado me emociona inmensamente. Espero poder combinar un aprendizaje más enfocado con mi experiencia en el Ministerio de Salud para contribuir aún más a los problemas de salud global. Hay tantas posibilidades, pero estoy muy entusiasmado con eso.